Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 27/08/2021

Dulce Aventura, la ruta natural de Pradera para cautivar turistas

unto con la comunidad de este municipio del Valle del Cauca, el grupo de investigación Sociedad, Economía y Política Pública (SEPP) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira ...

Junto con la comunidad de este municipio del Valle del Cauca, el grupo de investigación Sociedad, Economía y Política Pública (SEPP) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, desarrolla la ruta agro-ecoturística "Dulce Aventura", con el fin de incentivar el turismo y superar con resiliencia el pasado asociado con el conflicto armado.

Esta población, ubicada a 50 km de Cali –un trayecto de hora y media en vehículo– cuenta con frías cordilleras, ríos, lagunas, prados verdosos, diversos cultivos, y las cimas de sus montañas son consideradas "sinónimo de tranquilidad y naturaleza pura".

Gran parte de sus habitantes y su cultura están representados por el campesinado trabajador, comunidades indígenas y afrodescendientes, que "han fortalecido con los años las tradiciones y experiencias turísticas y gastronómicas del municipio".

Así lo detalla la diseñadora industrial Laura Fúquene, integrante del equipo del proyecto, quien recuerda que con el apoyo del Fondo Nacional de Extensión Solidaria de la UNAL, en 2018 el equipo lanzó una convocatoria abierta para todas las personas que quisieran trabajar en turismo.

"En una feria, organizada en el Parque Central de Pradera, pasamos uno a uno por todos los puestos, luego fuimos a la galería y citamos a la gente tanto de las zonas rurales como del casco urbano, para realizar talleres y capacitaciones donde pusimos en marcha algunas ideas", explica la diseñadora.

Las capacitaciones se enfocaron en el diseño de la ruta, gastronomía con chefs, fotografía comercial y liderazgo. También realizaron encuestas y un recorrido piloto de los que resultaron cuatro circuitos que forman la ruta: Gastronómico, Cultura, Agroecológico y Bosques.

El gastronómico está en el casco urbano, donde se podrá conocer el Parque Principal, la Iglesia Inmaculada Concepción, la Casa de la Cultura Antonio Rojas Ruiz, la Antigua estación del Ferrocarril y cerca de 10 emprendimientos y comercios locales que ofrecen postres, comida tradicional, productos lácteos y cócteles.

El cultural, ubicado entre los corregimientos de Bolívar, El Recreo y Potrerito, ofrece espacios y experiencias relacionadas con la pintura, la música y la lectura. Además se ofrecen recorridos a miradores y zonas de camping.

El agroecológico, entre los corregimientos rurales de El Líbano, La Feria, El Nogal y San Isidro –a 1.750 msnm– ofrece diversos paisajes, avistamiento de animales silvestres y huertas agroecológicas que se visitan por senderos ecológicos. También se puede visitar el Resguardo Indígena KWET WALA, con su "Piedra del Canadá" que reflejaría las energías de la persona que la escala.

Por último está el circuito de bosques, que tiene planteado realizarse entre los corregimientos de Bolo Azul, Bolo Blanco y El Retiro –a 2.700 msnm– en el cual se invita a conocer el bosque de niebla con vista al cañón del río Bolo, animales silvestres y montañas imponentes.

La ruta prometería un gran progreso para el municipio, pues se articularon varias personas para apoyar otros proyectos de manera autónoma, y crearon la Asociación de Turismo de Pradera.

Reactivación pospandemia

En el proyecto también participaron la Organización Totuma, la Secretaría de Desarrollo y Fomento Económico de la Alcaldía de Pradera y el Consejo Municipal de Desarrollo Rural (CMDR).

Actualmente formulan una segunda fase a principios de septiembre de 2021, en la cual buscan terminar de consolidar la ruta en transporte, canales de venta y crear una plataforma para visualizar los emprendimientos turísticos, luego de estar pausados unos meses por la crisis sanitaria por COVID-19.

"Este proceso comunitario le apuesta a un turismo inclusivo, sustentable y sostenible, empoderando a los jóvenes, quienes creemos en la magia del campo", concluye el equipo.

Territorio de paz

Hasta 2015, bloques de la antigua guerrilla FARC y grupos de autodefensas provocaron desplazamientos masivos de familias e individuales y campos minados, sembrando terror en este municipio. Según el Registro Único de Víctimas, 826 sufrieron la guerra en el territorio.

Uno de los sucesos ocurrió en 2003, cuando en un enfrentamiento entre estos grupos fueron quemadas 4 casas, lo que llevó al desplazamiento de familias enteras al casco urbano de Pradera. Otro suceso ocurrió en 2011, cuando las autodefensas Bacrim les quitaron la vida a 4 personas, entre ellas un menor de edad.

"Este proyecto se incentivó para que en el marco de los acuerdos de paz se reinviertan y fortalezcan estos territorios y se pueda acabar con el estigma de 'zona roja' que tiene el municipio", afirmó la diseñadora de la UNAL.

(Por: fin/NAMP/MLA/LOF)

Fuente: Agencia de Noticias UNAL.

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura