Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 30/06/2021

Excombatientes siembran paz con agroindustria de sacha inchi

Gracias a la capacitación, y con la propuesta de elaborar cuatro nuevos productos a partir de esta planta, la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Orinoquia ...

Gracias a la capacitación, y con la propuesta de elaborar cuatro nuevos productos a partir de esta planta, la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Orinoquia, la Fundación El Alcaraván y el SENA encuentran una estrategia educativa para reincorporar a la vida civil a excombatientes del municipio de Arauquita, en Arauca.

Con recursos dispuestos por Intercolombia, la UNAL Sede Orinoquia y la Fundación El Alcaraván se unieron para llevar procesos formativos y de capacitación a 25 productores de la Cooperativa Agropaz y la S.A.S Filmarpaz UEAI Zomac, así como otros productores asociados con el cultivo, a través del Diplomado en Agroindustria de Sacha Inchi, cuyo objetivo es elaborar nuevos productos y mejorar significativamente los indicadores de competitividad en el mercado.

Según investigaciones adelantadas en la UNAL, las propiedades del sacha inchi y de sus subproductos es comparable con las de otras semillas como la soya, e incluso con otras fuentes de proteína como el huevo, por su gran aporte de aminoácidos.

Después de la firma de los acuerdos de paz nacieron en Colombia los espacios territoriales de capacitación y reincorporación (ETCR), con el propósito de brindar soluciones duraderas a los excombatientes que decidieron permanecer en la legalidad. Así, en el departamento de Arauca se creó el ETCR Villa Paz, en el cual se alberga transitoriamente a esta población para desarrollar actividades de capacitación y reincorporación temprana que promuevan las fases iniciales de adaptación a la vida civil.

Durante el desarrollo del Diplomado, los docentes William Antonio Delgado y Yolanda Quiñonez han venido trabajando –desde el componente teórico– en una propuesta de productos alimenticios y cosméticos a base de sacha inchi, los cuales cuentan con un valor agregado en diferentes etapas del proceso de transformación del fruto para su aprovechamiento integral.

A través de los dos ciclos de del Diplomado –el primero virtual y el segundo presencial– desde el 7 de noviembre de 2020 en jornadas de 8 horas, la UNAL reitera su compromiso con los acuerdos de paz desarrollando procesos de formación con poblaciones de la región que buscan un nuevo futuro lejos de las armas y el conflicto.

Durante el aprendizaje de los contenidos se han realizado actividades prácticas consignadas en portafolios de evidencias por cada uno de los participantes, y se han realizado ejercicios lúdicos con los conceptos vistos en las sesiones.

De esta forma también se busca fortalecer la generación de valor agregado, organizacional, socioeconómico y en mercadeo para el proyecto productivo de sacha inchi, en el ETCR Martín Villa, ubicado en la vereda Filipinas del municipio de Arauquita, en el departamento de Arauca.

Sobre el sacha inchi, del cual se aprovechan básicamente las semillas como alimento, una cartilla elaborada por el grupo de investigación Farmacología de la Medicina Tradicional y Popular (FaMeTra) de la UNAL, reseña nombres comunes como maní estrella, chocolate corona y maní inca.

Esta planta es, básicamente, un bejuco de tallo duro con corteza desprendiendo en tiras, frutos axilares de color verde brillante en forma de estrella (3-5 cm); a medida que madura, el color cambia de verde a marrón negruzco, las cápsulas contienen semillas ovaladas comestibles de color marrón oscuro, hojas verdes con fuerte olor y sabor amargo, flores blanquesinas.

Las semillas son ricas en ácidos grasos insaturados, en particular el ácido a-linolénico (omega 3), y en menor proporción el ácido linoleico, (omega 6) y omega 9.

(Por: /Fin/AXDN/MLA/LOF)

Fuente: Agencia de Noticias UNAL.

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura