Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 21/07/2021

La chilena de alta tecnología que llega a Colombia

Este emprendimiento desarrolló una solución tecnológica para apoyar a los agricultores. La innovación puede aumentar entre un 20 y 30 % la productividad de los cultivos, mejorar en 2,5 % su rentabilidad y reducir los costos ...

Este emprendimiento desarrolló una solución tecnológica para apoyar a los agricultores. La innovación puede aumentar entre un 20 y 30 % la productividad de los cultivos, mejorar en 2,5 % su rentabilidad y reducir los costos generales de producción hasta en un 22 %.

El sector agropecuario de Colombia pide a gritos más tecnología e innovación. De acuerdo con el Banco Mundial, en Colombia se utilizan más de 744 kilos de fertilizante por hectárea, cuando en Chile o Brasil no superan los 200.

En otras palabras, el país aproximadamente triplica el uso de este material, lo que repercute en los altos costos de producción que hoy enfrentan los agricultores en pandemia, los cuales se han incrementado, según cifras de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), por lo menos en un 30 %.

Para el caso de los cultivos de aguacate, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), Colombia produce 544.933 toneladas al año con un total de 54.427 hectáreas de área cosechada, mientras que México produce en el mismo tiempo 2,17 millones de toneladas con 261.777 hectáreas cosechadas.

De igual forma, la inversión para empezar un cultivo de aguacate hass en el país, desde su siembra hasta su etapa productiva, está entre los $20 y 25 millones por hectárea, frente a México que tiene un costo de producción de esta fruta entre $15 y 20 millones, una diferencia significativa.

Así mismo, según un informe realizado recientemente por Naciones Unidas, el riego de cultivos –una de las principales actividades del agro– representa el 70 % del consumo de agua a nivel mundial, una cifra alarmante si se tiene en cuenta el impacto negativo que esto representa para el planeta.

Solo en el país, de acuerdo al Ideam, el sector agrícola en 2020 gastó 16.760 millones de metros cúbicos (m3) de agua; de ahí la necesidad de reducir este número, lo que no solo significaría un ahorro en términos económicos para los agricultores nacionales, sino también la preservación de este importante recurso natural

Teniendo en cuenta estas problemáticas que, de acuerdo con un estudio de la SAC, están afectando seriamente la competitividad del agro en Colombia, surgió la marca chilena Instacrops, una de las principales AgTech (empresa de tecnología para el sector agrario) de Latinoamérica.

Se trata de un emprendimiento tecnológico que nació en Chile como una solución para responder al impacto negativo que generan las heladas, un problema que, en el caso colombiano, concretamente en el departamento de Cundinamarca, a principios de este año causó la pérdida de más de 10.000 hectáreas de cultivos.

Tiempo después, la aplicación desarrolló una solución mucho más integral para responder a los retos y desafíos que enfrentan hoy los agricultores en la región, con el propósito de aumentar entre un 20 y 30 % la productividad de sus cultivos, mejorar en 2,5 % su rentabilidad y alcanzar una reducción general de costos de por lo menos un 22 %.

Entre sus principales soluciones esta la que permite disminuir el uso del agua en riegos hasta en un 35 %, ya que determina cuánto y cuándo regar con el objetivo de optimizar el uso de este recurso, maximizando la rentabilidad de los cultivos en más de un 25 % y generando alertas tempranas para proteger las cosechas.

"Para destacar, con nuestra tecnología hemos ahorrado más de 5,3 billones de litros de agua en riego en todo Latinoamérica en más de 20 tipos de cultivos", comenta Julio Rodríguez, country manager de la compañía en Colombia.

¿Cómo lo hace posible?

Instacrops incorpora, por un lado, dispositivos electrónicos de alta precisión, autónomos y de fácil instalación; y, por otra parte, un software que presenta una interfaz amigable con el usuario, que tiene la capacidad de recolectar parámetros clave del sistema de riego, del suelo, del clima y de las plantas, los cuales son previamente procesados para optimizar la lectura de datos.

En otras palabras, esta plataforma es un asesor agrícola virtual que en tiempo real facilita tomar decisiones concretas para lograr cosechas excepcionales.

"Además del ahorro que generamos en energía superior al 15 % y en mano de obra aproximado del 25 % en las labores de riego, nuestra AgTech también produce un impacto positivo en la calidad de la fruta que se cultiva, tanto en calibre como en kilos, logrando que los recursos económicos que invierten los agricultores para contar con esta plataforma, que ascienden inicialmente a 5 millones de pesos, se recuperen en el primer año", asegura Rodríguez.

En cuanto a la problemática de las heladas, que afectan especialmente a los agricultores de la región Andina y del centro del país en temporadas de verano o sequía, Instacrops anunció que cuenta con herramientas que le permiten al agricultor conocer pronósticos de clima con hasta nueve días de anticipación y sacar modelos predictivos para enfrentar esta condición ambiental.

De hecho, el emprendimiento cerró recientemente un negocio con Fedepapa con el fin de monitorear los cambios climáticos, entre ellos las heladas, en este sector.

Otras soluciones

La firma desarrolló dispositivos electrónicos de precisión, módulos IoT que se instalan en las fincas de forma plug & play y un hardware que es energéticamente autónomo y de larga durabilidad.

Además, el portavoz de esta tecnología explicó que estas innovaciones se integran a tecnologías de terceros a través de API.

Igualmente, en los últimos dos años incorporó tecnologías de Machine Learning y Visión Computacional con las que busca agregar valor a su data.

También aplica big data, con la cual facilita un eficiente modelo de reposición de agua que cuenta con inteligencia artificial y deep learning (aprendizaje profundo), monitorización y control remoto, que permite medir, procesar e interpretar parámetros de clima, humedad del suelo, sistema de riego y plantas en cualquier tipo de cultivo.

En otras palabras, es la solución tecnológica para el agro más completa del continente, que permite tomar las decisiones más importantes en este este sector.

Así mismo, se destaca una estación meteorológica que reúne todos los parámetros agroclimáticos esenciales para evaluar las temperaturas del campo de forma inteligente.

A través de este servicio, se envía información temprana y en tiempo real por correo electrónico o SMS, generando alertas de variables climáticas que ayudan a controlar procesos productivos.

Del mismo modo, se resalta el servicio de riego de precisión, por medio del cual se puede monitorear la humedad y temperatura del suelo de los cultivos, para gestionar el tiempo y la frecuencia de riego en forma eficiente, logrando un ahorro de hasta un 35 % de agua.

También vale mencionar que es una herramienta de diagnóstico que permite obtener información actualizada de los cultivos por medio de imágenes satelitales de alta resolución, procesadas cada siete días.

La inversión

El capital inicial que invirtió la AgTech para ingresar al país fue de 500.000 dólares y proyecta gestionar más de 100 proyectos agrícolas al final de año.

En Latam, tiene instalados cerca de 800 equipos y más de 1.500 usuarios activos hoy utilizan su plataforma, que están ubicados principalmente en Chile y México, también en Perú, Argentina, Uruguay y Guatemala.

En el continente está creciendo a un nivel de 40 % anual. Solo en 2020 levantó una inversión de 2,8 millones de dólares e ingresó a la aceleradora de negocios AgTech número uno del mundo en Silicon Valley, llamada Thrive.

El año pasado acumuló ventas por más de 3,5 millones de dólares y espera crecer a doble dígito en 2021.

Fuente: Semana.

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura