Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 25/08/2021

Manejo integral de forrajes tropicales: La apuesta ambiental en la Amazonía

El departamento del Guaviare, en el suroriente de Colombia está en una fase de transición ...

El departamento del Guaviare, en el suroriente de Colombia está en una fase de transición; después de décadas de aislamiento por infraestructura inadecuada y problemas de orden público, los avances en estos aspectos le han dado un gran impulso a su desarrollo. Una de las alternativas productivas protagonistas de esta fase es la ganadería, que ha venido creciendo enormemente en el departamento, y el reto ahora es lograr hacerla sin ejercer una presión adicional sobre un ecosistema tan valioso como es la Amazonía.

En este contexto, la iniciativa 'Visión Amazonía' del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible viene desarrollando desde hace más de cuatro años acciones en estos territorios para reducir las emisiones de carbono provenientes de la deforestación en la Amazonía colombiana. Para ello, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI mantiene un diálogo constante con los actores del sector ganadero Guaviarense.

Como parte de esas acciones, el pasado 29 y 30 de julio, cuatro expertos del Programa de Forrajes Tropicales de la Alianza Bioversity-CIAT participaron de una jornada de capacitación en la sede del SINCHI en San José del Guaviare donde técnicos, extensionistas, productores y asociaciones de la región conocieron enfoques y herramientas de decisión basados en la investigación científica para promover sistemas ganaderos sostenibles a partir de la utilización racional y adaptada al entorno de recursos forrajeros.

Los investigadores de la Alianza compartieron los principales focos de trabajo en forrajes tropicales, ensayos y resultados logrados, buscando que los participantes se interesaran en la manera de implementar dichos ensayos en su territorio. Por otra parte, se dieron nociones fundamentales en temas como el cambio climático, el ciclo del nitrógeno y el impacto de la actividad ganadera en las emisiones de gases de efecto invernadero, impacto que puede ser benéfico si se practica de manera sostenible. Adicionalmente, fue resaltado el papel de la comunicación y algunas herramientas para hacerla más efectiva en su contexto, se dieron a conocer alternativas tecnológicas para mejorar la productividad, medidas sostenibles para promover la mitigación y la adaptación al cambio climático desde la ganadería y algunas experiencias previas exitosas.

La capacitación incluyó la visita a una finca en la vereda Chaparral, del municipio de El Retorno, donde se viene implementado un piloto de adopción de paquetes tecnológicos. La finca seleccionada fue Villa Andrea, de propiedad de la familia Vergara Martínez, quienes han recibido unos incentivos para invertir en tecnologías forrajeras sostenibles, y ya están empezando a ver los resultados.

Entre los incentivos entregados por Visión Amazonía a los participantes, se incluyen especies para establecer cercas vivas y sistemas silvopastoriles como el abarco (Cariniana pyriformis), yopo (Anadenanthera peregrina) que es una especie endémica y de alto valor para la conservación, guayacán (Tabebuia chrysantha), algarrobo (Ceratonia siliqua), botón de oro (Tithonia diversifolia), entre otras; también la implementación de acueducto ganadero y cercas eléctricas para los potreros. Uno de los criterios para participar de la iniciativa era que la unidad productiva ocupara al menos 10 hectáreas, y si 'liberaba' parte de ese terreno para la reforestación y restauración del paisaje, recibiría incentivos adicionales, como el abono a capital del crédito.

Gracias a ello, la familia Vergara Martínez cuenta las experiencias positivas obtenidas:

"La división de potreros nos ha dado muy buen rendimiento. Cuando arrancamos, escasitamente manteníamos 20 reses en tres potreros; ahora he redistribuído el área en 17 potreros y he llegado a tener hasta 50 cabezas de ganado, con una ganancia de peso que estimo entre 550 a 600 gramos por día"

Señala don Luis Asdrúbal, quien junto con su esposa Yurani Andrea son los orgullosos dueños de la finca.

En medio de un paisaje transformado por la deforestación, la minería y cultivos de uso ilícito, fincas como la de la familia Vergara son una apuesta por la transformación ganadera sostenible; ellos liberaron 4.3 hectáreas antes dedicadas a la ganadería y ahora son zonas de conservación. Con la asistencia técnica recibida y los paquetes tecnológicos implementados, han hecho que el esfuerzo, que en palabras de Luis Asdrúbal no fue menor, haya valido la pena:

"Al ganadero le da susto cuando le hablan de transformación ganadera por el alto valor y compromiso que implica; pero nosotros estamos convencidos que la ganadería tiene que mejorar, en productividad, bienestar animal y cuidado del medio ambiente" afirma.

Con lo visto en la finca Villa Andrea, los participantes de la capacitación complementaron con ejemplos tácitos lo aprendido en el día anterior; su misión ahora es convencer a vecinos, coterráneos y colegas de apostar a que la ganadería sea uno de los pilares del desarrollo de la región, despensa de alimento para las ciudades y, ante todo, una apuesta por la conservación del paisaje amazónico.

Fuente: Alliance Bioversity Ciat

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura