Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 15/09/2010

En Barrancabermeja comenzó proceso de restitución de tierras a campesinos desplazados y despojados

En Barrancabermeja comenzó proceso de restitución de tierras a campesinos desplazados y despojados

El presidente de la República Juan Manuel Santos y el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo, pusieron en marcha el Plan Integral de Tierras y dieron inicio a uno de sus principales componentes como es el proceso de restitución de predios a las familias víctimas del desplazamiento y el despojo de sus propiedades por parte de grupos armados ilegal.

Con el proceso de restitución y titularización, se busca que al menos dos millones de hectáreas de tierras despojadas regresen gradualmente a sus legítimos propietarios.

Se crearán zonas de reserva campesina para estabilizar la población cercana a la frontera agraria y se constituirán también zonas de desarrollo empresarial.

En materia institucional, se creará el Viceministerio de Desarrollo Rural, el Consejo Nacional de Tierras y Aguas y entre otras acciones, se reestructurará el Incoder.
 
La Superficie continental de Colombia es de 114,17 millones de hectáreas de las cuales  el 44,6 por ciento es de uso agropecuario.

El acto, al que además del jefe del Estado y el titular de la cartera agropecuaria asistieron varios miembros del gabinete ministerial,  voceros de organizaciones sociales y campesinas, de la Iglesia, el Congreso, los partidos políticos y representantes del cuerpo diplomático y  la prensa nacional e internacional, se realizó en la Ciudadela Educativa de la Comuna Siete de Barrancabermeja.

En el lugar, se formalizó la entrega,  previo un contrato de depósito entre la Sociedad de Activos Especiales, SAE del Ministerio de Hacienda y el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio,  de los  predios comprendidos en los proyectos de palma de Corpoagrosur, Santo Domingo y La Dos, situados en los corregimientos de San Blas y Monterrey del municipio de Simití, Bolívar, que en conjunto suman 1.600 hectáreas. Los predios serán entregados posteriormente, una vez se surta el proceso jurídico, a  las víctimas del despojo.

Con este contrato y en concierto con las comunidades campesinas, representadas por el Comité Cívico y el apoyo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, se inició el proceso para la reparación colectiva de las víctimas y el esclarecimiento de los derechos de restitución individual que correspondan a los despojados.
Con el proceso de restitución y titulación, se busca que al menos dos millones de hectáreas de tierras despojadas regresen gradualmente a sus legítimos propietarios.

Además del programa de  la restitución de predios, la Política Integral de Tierras, cuyo desarrollo se hará por la vía administrativa y legislativa, contempla los siguientes componentes: mejorar el acceso a la tierra; modificar el uso actual de la tierra; formalizar la propiedad rural; la extinción de dominio a tierras ilícitas y la modernización del impuesto predial y actualización del catastro.

Mediante el proyecto de Ley para la restitución de los predios a los despojados el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural busca que en un proceso judicial agil enmarcado dentro de la filosofía de la llamada justicia transicional los jueces inviertan la carga de la prueba contra actuales tenedores y ordenen la restitución y titulación al despojado.

Se tipificarán además los delitos de despojo y testaferrato; se creará la jurisdicción  agraria especializada en restitución y a los tenedores de buena fe se les indemnizará con TES diferidos en el tiempo.

En la parte administrativa se creará el Sistema de Información Catastral sobre Despojos y se revocarán las resoluciones del Incoder que declararon  la caducidad de títulos de predios abandonados por desplazados.

Se simplificarán los trámites y se reducirán los costos para saneamiento legal de la pequeña propiedad; se adelantará la titulación de 650 mil hectáreas en poder del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y el Incoder y se otorgarán los títulos respectivos a baldíos ocupados por campesinos.

En el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se creará el programa de formalización de la pequeña propiedad rural que estará dirigido por un grupo élite y brigadas regionales y locales.

En Colombia cerca de un millón 200 mil predios rurales, el 40 por ciento, son informales.
En materia institucional, se creará el Viceministerio de Desarrollo Rural; el Consejo Nacional de Tierras y Aguas y entre otras acciones, se reestructurará el Incoder.
Para mejorar el acceso a la tierra se simplificarán y agilizarán las convocatorias para subsidios.

Se crearán zonas de reserva campesina para estabilizar la población cercana a la frontera agraria.

Se constituirán también zonas de desarrollo empresarial con asignación de usufructo de baldíos a largo plazo con obligación de dar participación a campesinos asociados.

Se ampliarán los parques naturales por parte del Ministerio del Medio Ambiente a la totalidad de los bosques existentes con el propósito de cerrar la expansión a la frontera agraria; se completará la formación catastral y se actualizará el catastro en el 50 por ciento de los predios desactualizados.

En zonas de despojo se hará un catastro retrospectivo en consulta con las comunidades afectadas para establecer la titularidad de derechos antes del desplazamiento y despojo.

Se completará el programa de homologación de los sistemas de catastro y registro y se modernizarán los avalúos y el recaudo predial con la posible elevación  de la tarifa mínima al cuatro por mil.

La Superficie continental de Colombia es de 114,17 millones de hectáreas de las cuales  el 44,6 por ciento es de uso agropecuario.

Para actividades agrícolas se utilizan actualmente 4,9 millones de hectáreas cuando el uso potencial para la agricultura es cercano a los 21 millones 500 mil hectáreas. La Política Integral de Tierras buscará que gradualmente se utilice mas tierra en agricultura y menos en ganadería.

La ganadería colombiana abarca casi 38,6 millones de hectáreas  cuando potencialmente se estima que sólo requeriría de 20 millones para mantener eficientemente el héctariaje ganadero.

En el 2009 una hectárea de agricultura generó 12,5 veces más valor que una hectárea en ganadería.


Fuente:Oficina de Comunicaciones MADR

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura