Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 25/10/2021

Perifiton, alimento alternativo para cría de bocachicos

Mediante el Sistema de Agro-acuicultura Integrada (SAAI), la comunidad indígena jimain ...

Mediante el Sistema de Agro-acuicultura Integrada (SAAI), la comunidad indígena jimain, en el departamento del Cesar, comprobó que el perifiton, un conjunto de hongos, bacterias y algas que se produce naturalmente en sus huertos acuícolas, sería un efectivo aporte alimentario para estos peces.

Este complejo nutricional, una especie de tapete verde que se adhiere a las paredes o partes sólidas de los estanques, sumado a una dieta de subproductos agrícolas locales, permitiría disminuir el uso de concentrado comercial y de harina de pescado, que son costosos y afectan la sostenibilidad ambiental.

Esta investigación, del zootecnista Juan Carlos Durán Izquierdo, magíster en Producción Animal de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, busca que cerca de 600 habitantes de la comunidad jimain de los municipios de Pueblo Bello y Valledupar (Cesar) encuentren maneras de obtener su propio alimento y puedan afrontar la desnutrición que vive una parte de esta población.

"Nosotros vivimos de lo que se produce en las huertas, de los animales que tenemos en las fincas y casas, y vimos la posibilidad de que implementando un sistema de producción de peces podríamos usar los subproductos que tenemos para alimentarlos", explica el magíster.

Durante 135 días, en 3 estanques de 90 m2 de policultivos de bocachico y cachama híbrida, el equipo investigador instaló 3 varas de material vegetal local con perifiton (120 cm de alto x 6 cm de diámetro); además, los peces recibieron dieta suplementaria 2 veces al día de subproductos agrícolas locales.

"A partir de ese momento probamos el sistema de agro-acuicultura, que consiste en leer el contexto regional, mirar sus cualidades, potencialidades y adaptar la cría de peces en estanques a esas condiciones", señala el magíster.

Agrega que "en el resguardo indígena arhuaco probamos este recurso para ser sostenibles alimentariamente en el futuro, sin depender solo de la pesca en el río, sino que también seamos capaces de producir nuestro alimento de múltiples formas y en muy poco terreno".

Verduras, tubérculos y perifiton

En las lecturas del territorio, el investigador encontró que algunos recursos vegetales y tubérculos –como yuca, ñame, plátano y malanga– se dan en cantidades considerables, que se pueden aprovechar tanto para alimento de los peces como para abono.

Sin embargo, faltaba la proteína. De ahí que se utilizara perifiton, porque "esta combinación de hongos y bacterias no exige entradas adicionales o gastos como el concentrado o la harina, sino que con lo mismo que la población produce se puede generar en los estanques", explica Sandra Clemencia Pardo, profesora asociada al proyecto investigativo de la UNAL Sede Medellín.

La materia orgánica que compone el perifiton (algas, bacterias, protozoarios y otros organismos) presenta buen contenido nutricional de proteína, por lo que al consumirlo, los bocachicos y cachamas aumentan de peso y potencian la productividad natural de los estanques.

Para el día 90 de la experimentación, el peso del bocachico con este sustrato fue de 74,7 g, mientras que sin sustrato fue de 47,1 g; en la cachama, aunque no hubo cambios significativos, no se descarta al perifiton como fuente de alimento que "favorece la economía de los pescadores y acuicultores, al contar con este recurso más asequible".

En cuanto a la calidad y el cuidado del huerto, conservó su bienestar hídrico incluso cuando los restos de los microorganismos se pegaron a los sedimentos del estanque.

"Nuestro análisis de desempeño económico nos mostró que la producción de bocachico es más conveniente para la comunidad, ya que entrega mayores ingresos netos en sistemas con perifiton. En suma, los sistemas de agro-acuicultura integrada pueden aumentar la productividad de las fincas, conservar el ambiente y contribuir a mejoras sociales", explica el magíster Durán, quien también invita a continuar con estudios sobre el perifiton, la agro-acuicultura y el bocachico en Colombia.

Academia y comunidad juntas

Estos hallazgos representan una posibilidad de entender mejor la cadena trófica del agua, pues "los microorganismos se alimentan de minerales, de pequeñas algas que están en el agua y crecen mucho. Los peces se alimentan de esos microorganismos e igualmente crecen, y nosotros nos alimentamos de los peces", señala el investigador.

Destaca además que este proyecto es una integración de saberes tanto académicos como ancentrales. A la vez que la Universidad enseña las técnicas, la comunidad indígena jimain las realiza bajo el componente cultural, cosmogónico y religioso.

"La Universidad no solo gana renombre, sino que también adquiere experiencia al estar en los espacios comunitarios de construcción y de visión desde las comunidades indígenas, para trabajar en las distintas iniciativas, y la comunidad adquiere capacidades instaladas en los distintos espacios para hacerle frente a las necesidades del momento", concluye.

Fuente: Agencia de Noticias UNAL.

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura