Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 08/08/2019

Se cumplen 3 años de entrada en vigencia del Decreto 1500 de 2007

Más del 80 % de las plantas de beneficio aún no se han certificado en Decreto 1500, que ya lleva 3 años de plena aplicación.

El 8 de agosto de 2016, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural dictaminó la entrada en rigor de la norma para modernizar el beneficio animal en todo el país. Al cabo de 3 años, hay 110 establecimientos que cumplen con los requisitos, pero más de 400 faltan por certificarse.

A pesar de ser expedido en 2007, el Decreto 1500 tuvo sucesivos aplazamientos a lo largo de 9 años, a pesar de que el gremio agropecuario reclamaba esta reglamentación para modernizar el proceso de beneficio y desposte de las especies bovina, porcina y aviar.

De esta manera, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) inició la tarea de verificar los sitios estaban al día con los requisitos en materia sanitaria, inocuidad, cadena de frío y calidad. (Informe: Estatus de las plantas en el primer año de vigencia del Decreto 1500)

En 2008, había 1.627 mataderos autorizados para el beneficio, pero en aras de reducir los riesgos en salud pública y elevar el estatus sanitario para acceder a mercados internacionales, la norma obligó a los establecimientos a hacer adecuaciones necesarias en materia de infraestructura, dotación, entre otras.

Ante la larga lista de requisitos, las autoridades determinaron que solamente funcionarían las plantas con capacidad para hacer las inversiones necesarias, en tanto que los mataderos más pequeños (municipales o regionales) serían clausurados, dentro de un Plan de Racionalización de plantas presentado por cada gobernación.

Bajo esta directriz, el Invima efectuó el cierre de los sitios que no estuvieran dentro de este plan, y para la entrada en vigencia del Decreto 1500, en agosto de 2016, había 791 centrales autorizadas.  

En aquella fecha, el Gobierno determinó que las plantas que presentaron Plan Gradual de Cumplimiento de la normatividad por encima del 50 % tendría una extensión de 1 año, prorrogable a otro más, para continuar con las adecuaciones y culminar las obras.

Así pues, la entidad sanitaria comenzó a verificar qué frigoríficos estaban al día y cuáles no. Al cabo de un año, en agosto de 2017, 524 seguían funcionando, y 3 años después, hay 465 centrales habilitadas, de las cuales 61 ya recibieron resolución de plena certificación, y las otras tienen autorización provisional hasta este año y el próximo.

También hay 49 acondicionadores que se han incluido en la lista, sitios diferentes a los expendios a donde llegan las canales que serán fraccionadas y distribuidas a los comercios en cada municipio.  

Sin embargo, mandatarios locales y regionales han advertido que muchos mataderos no lograrán aplicar la norma debido al presupuesto que se requiere y que no es suficiente, especialmente municipios más pequeños como señaló el senador Miguel Barreto a El Nuevo Día.

 "Los municipios de Colombia de cuarta y quinta categoría están consumiendo carne de mala calidad, porque se aumentó la clandestinidad y el abigeato, eso quiere decir que las normas no han servido", acotó Barreto.

Como él, otras voces han pedido al ministro de Agricultura Andrés Valencia y al director del Invima, Julio César Aldana Bula, que extiendan el plazo para exigir la norma, y que además se habiliten recursos para los mataderos de estas poblaciones que no han podido cumplir con la norma.

Sin embargo, mientras que el Gobierno no se pronuncie sobre una nueva prórroga, los frigoríficos que aún no se han certificado siguen avanzando en la implementación de la norma.

Fuente: ContextoGanadero

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura