Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 02/03/2020

Sensores complementarían Red de Monitoreo de Calidad del Aire

Estos aparatos calculan el índice de calidad del aire mediante la medición cada 24 horas, y son efectivos para identificar si hay o no alertas en determinadas zonas por alta contaminación.

Así lo determinó el estudio realizado por la estudiante Laura Roncancio, de la Maestría en Ingeniería Ambiental de la Facultad de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), el cual fue dirigido por el profesor Néstor Rojas.

Los estudiantes compararon sensores estadounidenses con los de la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá, con el fin de establecer qué tanto pueden complementar las 14 estaciones que operan en la capital.

La medición de los sensores se realizó durante cuatro meses en las estaciones de Kennedy, Las Ferias y Usaquén, por tratarse de zonas de contaminación en alto, mediano y bajo grado respectivamente.

"Los sensores representan una opción para que el Gobierno permita que el ciudadano sepa cuál es la calidad de aire que está respirando en tiempo real y pueda tomar medidas", señalaron los investigadores.

"Lo que hicimos fue comparar los resultados que medía el sensor con los de la estación de la Red, para verificar qué tan buenos son estos aparatos en la medición. La idea es que los resultados fueran lo más aproximados a los de la Red", aseguró la estudiante Roncancio.

Sin duda, uno de los resultados más importantes del estudio para los ingenieros fue la capacidad de detección de material particulado PM2.5 (polvo desprendido por combustión, con tamaño menor a 2.5 microgramos), que afecta en gran medida los pulmones y las vías respiratorias. Este tipo de material con altas cargas contaminantes de combustible puede llegar a depositarse en los alveolos de los pulmones y causar enfermedades como cáncer y EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Alertas tempranas y soluciones

"La idea es que estos sensores se implementen en muchas zonas de la ciudad y las personas puedan generar alertas tempranas y medidas autoprotectoras. Por ejemplo, si los instalamos en la carretera, un ciclista puede elegir qué vía tomar, porque podría monitorear en tiempo real cuál está contaminada y evitarla", señaló la investigadora.

Los sensores tienen un valor cercano a los 200 dólares en el mercado y pueden tener una aproximación de hasta un 80 % en periodos diarios a los valores registrados por los sensores de la red de monitoreo. Además cuentan con una plataforma on line que permite acceder a la información recolectada, gracias a una suscripción anual por el usuario.

"Con la implementación de tecnología Wi-Fi y aplicaciones como las que maneja la Secretaría Distrital de Ambiente en todas sus estaciones, el ciudadano podría ubicar el sensor más cercano y acceder a través de sus datos de geolocalización a información espacio-temporal", indicó la ingeniera.

Con la instalación de estos sensores se reducirían los costos de los robustos equipos de monitoreo de la Red que no se pueden implementar en todo el perímetro urbano. También ofrece una propuesta asequible para la mayoría de las ciudades del país en las que no se está midiendo la calidad del aire por falta de recursos.

El estudio y la evaluación tuvieron en cuenta la Resolución 2254 de 2017, mediante la cual se solicita a todas las entidades medir su calidad del aire en tiempo real a partir del 1 enero de 2018. Los investigadores contaron con el apoyo y la compañía de la Secretaría Distrital de Ambiente.

Fuente: Agencia de noticias UNAL

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura