Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 09/05/2019

Si su vaca no se preña con semen de la misma raza, este método es para usted

Los laboratorios han diseñado una pajilla que contiene varias razas, con el propósito de ayudar a las vacas repetidoras de servicios.


Si usted tiene una hembra repetidora de servicios a la cual le ha puesto varias pajillas de la misma raza, puede recurrir a la inseminación con semen de otro tipo de bovino, pues podría ser que el sistema inmune del útero esté atacando a los espermatozoides que ya reconoce.

César Augusto Gómez Velásquez, médico veterinario y magíster en Ciencias Veterinarias, precisó que la práctica ideal es cruzar con la misma raza para tener una definida en la finca.  

"Si yo tengo una explotación de Holstein, voy a usar Holstein para servir a las vacas. Si tengo una de Brahman, lo lógico sería usar Brahman para el cruzamiento. Pero el problema ocurre cuando las vacas se vuelven repetidoras de servicios, es decir, no logran preñarse", comentó.

Para remediar esta situación, Gómez explicó que los laboratorios diseñaron una pajilla llamada salvavacas o Repromix, un cóctel que mezcla semen de diferentes razas. Esto con el fin de mejorar la competencia espermática y el efecto de la fecundación sobre el animal.

El experto señaló que esto contribuye para dar fuerza a los espermatozoides y contrarrestar la memoria del útero que puede generar una defensa si se usa una pajilla de la misma raza.  

"Cuando se añade otra raza, por ejemplo inseminar una vaca Holstein con semen Gyr, hay una mayor posibilidad de preñez porque las células del sistema inmunológico no identifican los espermatozoides como amenaza si provienen de otra raza que no se ha utilizado antes", detalló.

Si hay una vaca Holstein que repite servicios, el experto aconsejó inseminar con Holstein y a las 12 horas, servir con una pajilla de Gyr, respetando el principio de la competencia espermática que el sistema inmune tiene sobre los espermatozoides.

De otro lado, si ocurre la preñez en el cruce, el embrión expresa el vigor híbrido interracial, cuando trata de sobrevivir por sí solo en el útero, otra razón de más para utilizar una pajilla de otra raza.  

Mantener la base genética

También cabe otra posibilidad, que consiste en servir a la hembra en un ciclo con una raza y al siguiente, con otra. Por ejemplo, una hembra Brahman que se insemina con Pardo Suizo o Holstein, y para la siguiente preñez, se le aplica Brahman.

"Eso es una táctica de reproducción interesante para mantener la base genética de la finca, en el caso de que sea cebú. Uno puede hacer muchos ensayos con inseminación, yo puedo utilizar Simmental sobre una raza cebuina, y todas las crías del año entrante van a ser F1 Simbrah. Luego, puedo usar nuevamente Brahman para hacer los reemplazos y mantener la base genética", dijo.

Gómez aconsejó implementar esta técnica cada 2 años, esto es, hacer el cruce F1 2 veces seguidas, y a la tercera y cuarta ocasión servir con la misma raza, haciendo una evaluación previa de cada predio y de factores como la tasa de descarte y reemplazo.

"Una de las ventajas de esta herramienta es el vigor híbrido de los animales, que se levantan mejor y llegan a su edad de primer servicio más rápido, por lo cual los indicadores productivos tienden a mejorar", concluyó.

Fuente: ContextoGanadero

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura