Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 26/03/2020

Siga estas pautas para realizar la limpieza de los vehículos en las fincas

Las vacas alimentadas con linaza producen lácteos más nutritivos

El incremento en la movilización de animales ha obligado a implementar medidas de bioseguridad para controlar las enfermedades, siendo una de ellas la limpieza y desinfección de camiones y trailers, dado que son el medio de transporte más usado en el sector agropecuario.

Un documento elaborado por la Comisión Nacional para la Erradicación de la Tuberculosis bovina y Brucelosis de México en 1995 detalla algunas recomendaciones generales y pasos para realizar la limpieza, de la cual hablaremos en esta entrega.

En general, esta actividad se debe realizar a todo tipo de vehículos que transportan animales, productos y subproductos, alimentos, desechos o material contaminado.  

Básicamente, el procedimiento es el mismo que se utiliza para explotaciones pecuarias, por lo cual cada país ha establecido los elementos que se emplean para descontaminar los vehículos. Según el documento, los materiales básicos para realizar esta tarea comprenden:

Cepillos, esponjas, tinajas, cubetas, overoles, anteojos de protección, tapabocas, raspadores, recipientes para medir y mezclar los desinfectantes y bomba de aspersión de alta presión (500 PSI) para limpiar y desinfectar los camiones y equipo pesado que salga de los establecimientos.

También se deben seguir las recomendaciones con los compuestos químicos, que deben estar bien almacenados y etiquetados, y deben ser manipulados por personal capacitado.  

El primer objetivo de la limpieza es remover particular gruesas de tierra y suciedad con el fin de asegurar el contacto entre los agentes patógenos y el desinfectante, que se aplicará posteriormente. Una limpieza adecuada puede remover hasta el 99 % de las bacterias y virus de una superficie.

Como lo resalta el manual, el agua es el mejor solvente y limpiador. Para elevar su eficacia, se añaden 2 agentes externos: la energía (temperatura, tiempo y fuerza) y los compuestos para la limpieza.

La temperatura ideal de agua es de 38 a 46°C, un tiempo óptimo garantiza una mayor limpieza y la fuerza se maneja con base en la turbulencia (el ángulo de ataque del agua) y la cantidad de presión que ejerce sobre la suciedad. A la hora de elegir un compuesto limpiador, siga las siguientes pautas:

a) el tipo y cantidad de suciedad presente

b) el tipo de material de las superficies que se van a tratar

c) la presentación del compuesto limpiador (líquido o sólido)

d) el método que se va a utilizar para hacer la limpieza.

De otro lado, el portal El Sitio Avícola destacó la importancia de seleccionar un detergente especializado, que debe ser libre de cloro pero rico en surfactantes o agentes humidificadores que reduzcan la tensión superficial y se abran camino entre la suciedad. Hay 5 tipos:

Humidificante: reduce la tensión de la superficie

Dispersante: divide las partículas de suciedad

Emulsificante: divide y suspende el aceite y la grasa

Agente de suspensión: hace que floten y retira las partículas de suciedad

Secuestrante: disuelve las sales

Limpie primero el interior y después el exterior. Si es posible, evite lavar el vehículo bajo los rayos del sol. Después de limpiar, el champú o detergente del vehículo se debe enjuagar con agua simple, antes de aplicar el desinfectante.

Fuente: ContextoGanadero

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura