Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 27/09/2021

UPRA trabaja en la formulación de lineamientos para el ordenamiento territorial agropecuario de las áreas metropolitanas.

Fortalecer el componente rural y la visión del desarrollo agropecuario dentro de la planificación de las áreas metropolitanas fue uno de los mensajes que dejó el Foro Ordenamiento Territorial Agropecuario ...

Bogotá, D.C., (@UPRAColombia, @felipeff). Fortalecer el componente rural y la visión del desarrollo agropecuario dentro de la planificación de las áreas metropolitanas fue uno de los mensajes que dejó el Foro Ordenamiento Territorial Agropecuario en Ámbitos Metropolitanos: una nueva apuesta en la consolidación de vínculos rurales-urbanos.  En el espacio liderado por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria – UPRA, expertos nacionales e internacionales abordaron elementos clave relacionados con el ordenamiento territorial agropecuario en ámbitos metropolitanos, con aportes y recomendaciones para la construcción de lineamientos de política y el desarrollo reglamentario de la Ley 1625 de 2013.

En Colombia existen seis áreas metropolitanas legalmente constituidas. El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, con una población estimada de 3'923.455 habitantes, la de Barranquilla con 2'326.292 habitantes, Bucaramanga con 1'873.279 habitantes, Cúcuta con 932.745 habitantes, Centro Occidente (Risaralda) con 781.456 habitantes y finalmente la de Valledupar con 582.426 habitantes.

Durante la instalación del foro, Wilber Jairo Vallejo Bocanegra, Director de Ordenamiento Social de la Propiedad Rural y Uso Productivo del Suelo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, destacó el encuentro como un espacio de promoción del desarrollo rural con enfoque territorial en donde es importante fortalecer el marco normativo nacional y los instrumentos vigentes con enfoque integral, resaltando la importancia de lo rural dentro del ordenamiento territorial en las áreas metropolitanas del país.

En el primer módulo, Rafael Forero, Asesor de ONU Hábitat, en su conferencia abordó los desafíos que se deben tener en cuenta en el momento de formular e implementar las normas nacionales relacionadas con el ordenamiento territorial y que tienen que ver con los desafíos de lo global hacia el desarrollo sostenible. Forero destacó el trabajo que adelanta la UPRA en la formulación de los lineamientos para el ordenamiento territorial agropecuario a nivel metropolitano, como una buena práctica internacional y como insumo importante para avanzar en la implementación de los marcos legales del país, relacionados con el ordenamiento territorial.

Posteriormente, Rafael Hortua, Asesor de la Comunidad Metropolitana de Montreal, se refirió a la experiencia de Montreal, resaltando que este corresponde a un proceso basado en la colaboración y en la protección de zonas agrícolas que ofrecen bienes y servicios. Asimismo, se plantearon tres retos: el acceso a la información, el acceso a los mercados y la promoción que invita a consumir los productos locales, lo que se constituye en una gran oportunidad para fortalecer estos procesos de planificación y ordenamiento territorial. 

Para el segundo módulo Juan David Palacio, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, habló sobre urbanización, seguridad alimentaria y otras acciones que contribuyen en la consolidación de los vínculos entre el campo y la ciudad. Allí se recordó todo el proceso desarrollado en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá en donde se articula lo metropolitano y lo local, lo metropolitano y lo nacional, incorporando del Decreto 3600 de 2007 de ordenamiento territorial rural (hoy compilado en el Decreto 1077 de 2015), las categorías de suelo rural y los instrumentos de planificación intermedia para generar esa armonización.

En su intervención Dora Inés Rey Martínez, directora Técnica Ordenamiento de la Propiedad y Mercado de Tierras de la UPRA, presentó la propuesta de lineamientos que viene trabajando la entidad en cuanto al ordenamiento territorial agropecuario en áreas metropolitanas. Los temas desarrollados en esta propuesta corresponden a: uso eficiente y ocupación adecuada del suelo, multifuncionalidad del suelo rural agropecuario, multifuncionalidad de los bordes rural-urbano, control sobre el uso del suelo rural agropecuario, gobernanza territorial y la información agropecuaria como insumo para el ordenamiento territorial rural.

En el espacio de discusión Álvaro Pinto Serrano, director del Área Metropolitana de Bucaramanga, Juan David Palacio, presidente de ASOAREAS y Juan Zuluaga Orrego, coordinador Territorial de FAO Colombia, resaltaron la importancia de planificar y ordenar los suelos rurales, especialmente los dedicados a usos agropecuarios y sin ver la ciudad como una amenaza, sino como una oportunidad para el desarrollo y cierre de brechas entre esta y el suelo rural.

Asimismo, y pese a que el crecimiento poblacional en áreas urbanas y metropolitanas continuará, la dependencia del campo y los vínculos urbano-rurales siguen siendo un asunto importante en los procesos de planificación, para asegurar la provisión de bienes y servicios a las ciudades.

Otro de los temas a resaltar, es la importancia de incluir estrategias específicas para el ordenamiento de los suelos rurales y suburbanos, así como la coordinación de acciones para alinear y garantizar la coherencia de las determinantes de ordenamiento rural, establecidas en las normas nacionales y metropolitanas.

Experiencias como la de la Comunidad Metropolitana de Montreal (CCM) evidencian la importancia de proteger las zonas agrícolas en el ordenamiento territorial, el contar con un plan metropolitano específico para el desarrollo agrícola que promueva la producción sostenible de alimentos y la distribución más justa de los beneficios económicos.

Finalmente se podría concluir, que la formulación y adopción de lineamientos nacionales para la incorporación del componente agropecuario en la planificación de las áreas metropolitanas del país, se constituye en una experiencia relevante a nivel internacional que releva la importancia de articular las diferentes escalas de la planificación (nacional, regional y local) en torno a un propósito común de fortalecer los vínculos y cerrar las brechas sociales y económicas entre lo urbano-rural.

Fuente: UPRA.

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura