Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 05/04/2018

URT fortalece la reconstrucción del tejido social en Trujillo y La Sonora, Valle del Cauca

La labor de la entidad ha estado centrada en reparar a las víctimas y, sobre todo, reconstruir el tejido social de las comunidades. Gracias al trabajo articulado entre diferentes entidades que intervienen en el proceso, se ha podido avanzar en la atención

​​​

​Bogotá D.C., 5 de abril de 2018 (@URestitucion). Wilson Ramírez, uno de los beneficiarios de restitución de tierras en Valle del Cauca, asegura que: “El proceso ha sido increíble, la restitución me ha cambiado la vida”.  Wilson ya recuperó casa, huerta, árboles de café y de plátano, mientras su esposa cuenta con cerdos y pollos. El proyecto productivo de estas víctimas de la violencia está en marcha y buscan en este momento la forma de asociarse para sacar sus productos y venderlos de forma que les genere mayores ingresos.

Jesús Arnoldo Valencia, otro de los beneficiarios que vive en La Sonora, dice que la Unidad de Restitución de Tierras le trajo paz. “La vida es muy tranquila en el campo y más agradable cuando uno trabaja para uno mismo”, afirma. Hoy tiene un extenso cultivo de pimentones y ya está construyendo un segundo invernadero.

Trujillo y la Sonora fueron, décadas atrás, el epicentro de graves hechos violentos. Ejemplo de ello son las continuas masacres que en los años 90 se perpetraron en esta zona. Así quedó señalado por el Centro de Memoria Histórica en un informe del 2008: “Lo de Trujillo fue una tragedia de enormes dimensiones humanas, que transita por gravísimos hechos como desapariciones forzadas, torturas, homicidios selectivos y masacres sistemáticas”.

Dentro de las medidas de reparación que se contemplaron se ordenó la construcción de un monumento y, en concertación con las víctimas, se dispuso que este no fuera solo un monumento sino un parque. El parque-monumento fue construido en las inmediaciones de Trujillo por solicitud de la Comisión de Investigación de los Sucesos violentos de Trujillo, con cargo al presupuesto nacional. Inicialmente se pensó en ubicarlo en la finca Las Violetas, donde 16 personas fueron torturadas y posteriormente asesinadas entre el 1 y el 2 de abril de 1990. Sin embargo, esa propuesta no tuvo acogida por parte de los familiares de las víctimas, pues su deseo era hacer más visible el recuerdo del hecho. .

Los campesinos de La Sonora y las zonas aledañas se encuentran tranquilos y optimistas gracias a su retorno al campo.

A la fecha en Trujillo se han presentado más de 300 solicitudes y se han entregado 819 hectáreas a 96 núcleos familiares.

Fuente: Unidad de Restitución de Tierras.​

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura