Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 07/04/2021

Una apuesta para fortalecer el campo

El desarrollo económico del país depende en buena parte de la consolidación del campo.

El desarrollo económico del país depende en buena parte de la consolidación del campo. Según el Dane, durante 2020 el agro representó una participación del 4,2% en el PIB nacional y generó el 16,3% del empleo nacional.

Y es que, invertir en el sector agrícola tiene un efecto multiplicador en la economía: cada peso invertido genera $2.18 en la cadena productiva y cada empleo agrícola significa 1.85 empleos. Sin embargo, la consolidación de este sector es uno de los retos que tenemos por alcanzar los colombianos.

Si bien el Estado ha invertido en el agro, lamentablemente no se ha dado el incremento de la productividad que se esperaba, debido a que los recursos se enfocaron en apoyos fiscales directos (subsidios de precios) y no en bienes públicos para la agricultura, lo cual ha afectado los procesos productivos agropecuarios y generado las problemáticas sociales que conocemos.

Frente a este panorama, desde el partido de la Unidad estamos presentando al Congreso el proyecto 'Ley de impulso al sector agropecuario', la cual propone que se dé un reconocimiento a los sectores agropecuarios y agroindustriales como una actividad de interés público y social.

En el marco de esta iniciativa buscamos que nuestros campesinos se puedan convertir en empresarios del campo, fomentando la asociatividad para estimular la organización y formalización de su sector. Esta fue una experiencia que demostró sus bondades, cuando lo implementamos durante mi gestión en la Gobernación del Valle del Cauca, a través del Plan Integral Frutícola, que fortaleció la cadena productiva del campo.

También, en concordancia con en esa experiencia regional, el proyecto propone mejorar la infraestructura vial con soluciones alternas, como priorizar las vías a intervenir por volumen de carga agropecuaria movilizada, al igual que la interconexión de circuitos viales en nodos productivos con la cofinanciación de recursos nacionales, regionales y municipales, una estrategia que resultó muy efectiva.

Otro aspecto es la implementación de microcréditos segmentados para que los campesinos tengan acceso a dicha financiación sin codeudores, con fondo de garantías del 100%, bajos intereses y con la posibilidad de que tengan seguros agropecuarios. Además, se plantea la creación de la Agencia de Comercialización de Alimentos, la cual resulta clave para la seguridad alimentaria, además permitiría sustentar los precios de los productos agropecuarios y de esta manera estabilizar los ingresos de los campesinos.

No menos importante es el componente en formación, que busca otorgar competencias digitales a la gente del campo, así como educación dirigida al joven rural en la que haya pertinencia y especialización, para que ellos se queden en el campo.

De esta manera, le apostamos a disminuir las grandes brechas sociales que hay entre el campo y la ciudad. Al impulsar el desarrollo rural, respondemos a esa necesidad sentida de conectarnos con la Colombia olvidada y forjar desarrollo desde las regiones del país.

Fuente: Diario Occidente

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura