Última actualización: | Contácto | Mapa del sitio |
 10/11/2021

Una fachada bajaría el calor en casas de tierra caliente

La fachada arquitectónica, de bajo costo y alta eficiencia, genera una diferencia térmica interna y ambiental de hasta 15 °C, según las pruebas realizadas, constituyéndose en una barrera de protección contra el calor.

"Nuestro proyecto –HydroCanopy– responde a las condiciones climáticas utilizando estrategias de control pasivo que regulan la radiación solar, la ventilación, la inercia térmica y ofrece un sistema de enfriamiento evaporativo", explican los estudiantes de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo adscrita a la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

Su diseño arquitectónico, seleccionado como uno de los 12 finalistas del Desafío Global Biomimético (Biomimicry Global Design Challenge), se encuentra ahora en la fase final de la competencia, en el campamento Biomimicry Launchpad, que se lleva a cabo Instituto de Biomimesis, una organización estadounidense que impulsa proyectos inspirados en la naturaleza para un planeta saludable.

Allí el equipo de la UNAL trabaja en estudios de mercado, elaboración del prototipo y otras actividades relacionadas con el concepto del emprendimiento HydroCanopy Facade System, pues la intención es que a mediados de diciembre, al finalizar el campamento, los jóvenes estén en capacidad de construir su proyecto, e incluso comercializarlo.

Los futuros arquitectos David Santiago Casas, Ana María Gómez, María José Gómez, Sara Isabel Castro, Gabriela Bautista y Nicolás Ricardo Adame, basaron su diseño de fachada en la forma que las ranas de los bosques secos tropicales regulan la temperatura externa y les permite evitar la desecación por el calor.

La estructura de HydroCanopy son 3 rejillas modulares con rejilla ortogonal de 60 x 60 cm, construida en guadua y articulada por nudos, fácil de construir e implementar.

El sistema posee diferentes mecanismos de protección, organizados en tres capas: las dos primeras son móviles y se adaptan a las condiciones ambientales percibidas por los usuarios y brindan protección solar y regulan el paso del viento a través de palas inspiradas en forma de hoja móvil, las cuales disminuyen de tamaño hacia el interior del sistema.

La tercera capa, ubicada en interior del módulo, es para la regulación térmica y el enfriamiento evaporativo. Utiliza un sistema de bolsas dinámicas que contienen cápsulas hidrorretenedoras en su perímetro, las cuales liberan el agua almacenada cuando la bolsa se contrae, manteniendo así un enfriamiento constante del aire caliente que pasa por el módulo.

Según explican sus creadores, cada capa dentro de HydroCanopy responde a un factor ambiental en regiones secas y semidesérticas con escasas precipitaciones. Se adapta pasivamente a las condiciones ambientales exteriores y genera confort en el interior del edificio.

Además, utiliza materiales de bajo costo disponibles localmente, que incluyen fibras vegetales, tecnologías de baja energía incorporadas y materiales biodegradables, que reducen los procesos contaminantes generados por los sistemas de enfriamiento mecánico actuales que afectan en gran medida a la fauna circundante.

"El panel está diseñado para incorporar técnicas manuales como tejido y mallado para arraigarlo al conocimiento de la comunidad. Es fácil de usar, ya que el sistema es dinámico, por lo que se puede adaptar o controlar al nivel de comodidad requerido. Tiene en cuenta al usuario específico y puede resolver sus necesidades particulares en términos de temperatura, luz y viento", puntualizan.

Hacia la materialización del prototipo

Hasta el momento se ha avanzado en la investigación de estrategias y mecanismos que nutran el proceso de diseño y optimización de HydroCanopy Facade System, desde el desarrollo de estudios de mercado hasta la elaboración de prototipos para medir las propiedades físicas, químicas y ecológicas de los materiales locales de las regiones cálidas de Colombia –como el seje y la guadua– para su implantación en zonas de desertificación.

Durante el Biomimicry Launchpad se profundiza en los conceptos técnicos y de emprendimiento para diseño biomimético, con profesionales que cuentan con una amplia experiencia en el campo profesional e investigativo en soluciones basadas en la naturaleza, permitiéndonos formularnos y resolver preguntas más específicas y útiles en el desarrollo del proyecto, con el fin de poder llegar a materializar los prototipos y hacer de HydroCanopy una realidad, explicaron los diseñadores.

El Desafío Global de Diseño Biomimético es una actividad creada por el Instituto de Biomimesis, una organización estadounidense que impulsa la realización de proyectos inspirados en la naturaleza para un planeta saludable.

Fuente: Agencia de Noticias UNAL.

Red de Comunicaciones
Aunap - Banco Agrario - BMC - CCI - Corpoica - Fiduagraria - Finagro
ICA - Incoder - Unidad de Restitución de Tierras - Upra - Vecol

@AgronetMADR

@MinAgricultura